miércoles, 26 de mayo de 2010

POR UNA CONVOCATORIA UNITARIA

Con la que está cayendo, lo más absurdo de lo absurdo, es dividirse, y en Euskadi no aprendemos, siempre la misma canción, cualquier excusa es buena para ir cada uno por su lado.
La convocatoria de ayer, con un grado de seguimiento relativo, siendo ELA y LAB las centrales mayoritarias en la administración pública vasca, nos lo indica. ¿Qué se puede esperar de la del día 8 de junio, de la mano de CCOO y UGT? Aquí, menos que nada.
Primer problema, el que, aquí en Euskadi, las convocatorias de las centrales se hayan dividido, segundo, que se haya decidido hacer una huelga sectorial, y tercero, la conciencia de la gente, esa que está sindicada, pero que te dice “¿para qué hacer una huelga si la medida está ya decretada y no hay vuelta atrás?”. Zapatero, se tiene que estar frotando las manos, viendo una respuesta tan ilógica, pero tan conveniente para su gobierno y, quedará a la espera de otra de pensionistas, otra de papas/ mamas embarazados, otra de…
Con la que está cayendo, sólo tiene sentido, la unión. La unión de las centrales sindicales, para convocar una huelga de trabajadores y trabajadoras. Hemos presenciado el primer paquete de medidas, un paquete de medidas donde resultaban tangiblemente afectados los funcionarios, (y en muchos foros ya se dice: “pues que sea, que para eso tienen un puesto fijo!), pero que nadie se llame a equivoco, las medidas  afectan de una forma u otra a la inmensa mayoría de la ciudadanía, recortes en la dependencia, temas farmacéuticos,... algo tocará y, además sabemos que  vendrán otros paquetes. Para empezar, la reforma laboral está a la puerta.

Existían otras medidas, pero se ha optado por esta puesta en escena. Mientras, el capital unido ya se ha puesto en acción, sino fíjense cómo ayer el Presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, en su comparecencia en el Congreso, avisaba de lo pernicioso que resultaría la subida de tributos a las SICAV -tipo de sociedad de inversión, habitualmente utilizada por las grandes fortunas, que tributa por el 1% de sus beneficios en el Estado-, poniendo el ejemplo vasco, dónde se aumentó la presión fiscal al 28% a finales de 2009, con el resultado de la huida de 142 de las 212 que había y el pronóstico de que para este año no quedará ninguna.
Más claro no lo pueden decir, “si nos tocáis, nos vamos y podemos hacerlo”. Con esta espada de Damocles, el Gobierno anuncia reformas fiscales, ¿con quienes se atreverá? Probablemente con la clase media, porque los otros harán gala de un escapismo al estilo Houdini. Las grandes fortunas, tienen siempre la salida y la acogida asegurada en paraísos fiscales.
Los sindicatos, van a llegar tarde y mal en esta situación. En cualquier otro país, una situación como esta habría desencadenado fuertes protestas de los sindicatos desde hace tiempo. Si quien hubiera estado en el Gobierno fuera el PP, con toda seguridad se habrían convocado una huelga general hace un año. Pero como quien gobierna es el PSOE, lo único que vienen diciendo –desde hace un año-, es que si el Parlamento aprueba una reforma laboral sin pasar antes por la mesa del diálogo social, entonces sí habrá huelga general.
Las medidas tomadas que afectan a todos los trabajadores públicos y privados, deberían contestarse con una huelga general de todos los sectores, y con una convocatoria sindical unitaria.

2 comentarios:

Garbine dijo...

Totalmente de acuerdo Kontxi, es tan fácil y sencillo que me cuesta creer en la desunión que tenemos todos los sindicatos, con la que esta cayendo y cada uno a su pedal, increíble pero cierto, así nos va y peor que nos va a ir.

Ixal dijo...

DIVIDE Y VENCERAS )y que cierto es ,al final los perjudicados las trabajadoras y trabajadores ,que estamos depositando nuestra confianza en un sindicato para que nos respalde y la verdad, que con los hechos se demuestra todo lo contrario.